media

Fertilizante hecho en casa

Una de las cosas que hacen de nuestras plantas las más saludables y con agradable presentación, es la calidad del abono, sustrato y fertilizante que le aplicamos cada cierto tiempo.

Es probable que podamos conseguir lo necesario para que nuestras plantas estén en un nivel nutritivo adecuado, si acudimos a nuestro vivero de confianza.

Una de las cosas que podemos hacer para nuestros trabajos de jardinería en casa, es la preparación de un compost para la elaboración de nuestro propio fertilizante casero

Este fertilizante casero aportara a las plantas que tenemos vitaminas y minerales necesarios para los procesos de desarrollo y crecimiento de nuestras plantas. Lo mejor de este proceso es el aprendizaje continuo que tenemos cuando nos convertimos en amantes de la jardinería.

¿Qué materiales necesito?

Los materiales para la elaboración del fertilizante natural en casa podrás conseguirlo en tu propio jardín, lo más difícil de conseguir será el estiércol, el cual puedes adquirir de manera comercial. Lo necesario será:

  • Un poste de madera de aproximadamente un metro de largo.
  • Tallos, ramas y hojas secas de cualquier planta, posiblemente puedes usar las de tu propio jardín.
  • Hierbas secas y hojarascas.
  • Hierba fresca.
  • Estiercol
  • Una maceta o en la tierra de tu propio jardín.

Procedimiento a realizar para tener tú compost

Los pasos son sencillos, y tú podrás realizarlos sin mayor dificultad, garantizando así poder suministrarles un sustrato natural a las plantas de tú jardín o huerto. Debes seguir estas actividades:

  1. En donde vayas a realizar tú compost (Jardín directamente o maceta) abre un agujero con una profundidad aproximada de 20 a 30 centímetros, y coloca en el centro la estaca de madera.
  2.  Seguido coloca una capa de aproximadamente 10 centímetros de Tallos, ramas y hojas secas de cualquier planta. Esto permitirá que el proceso de entrada de aire sea más eficiente.
  3. Encima de esto coloca la hierba seca y hojarasca. Culmina con 10 centímetros de hierba fresca.
  4. Cubre para finalizar con una capa de estiércol con aproximadamente 15 centímetros, y cierra con 3 centímetros de tierra de tu mismo jardín.
  5. Cuando termines asegúrate de regar, para que esta mezcla se mantenga húmeda.

¿Cuándo esta lista?

Para que esté listo en corto tiempo tú puedes agregar residuos orgánicos, como los restos de vegetales. Realiza movimiento de tu compost cada cierto periodo de tiempo, esta es la función que debe cumplir la estaca de madera que colocaste en el compost al elaborarlo. El movimiento de tu compost facilita la entrada de aire y hace que el proceso sea más rápido.

Al agregar compuestos orgánicos como parte del proceso, aumentas la cantidad de nitrógeno que permite el crecimiento de bacterias que aceleran la descomposición orgánica.

compost está listo cuando tenga una apariencia de color marrón oscura. La estructura que debe presentar la tierra es de aspecto granular como migajas y un olor a tierra.

De manera más profesional

Si agregas lombrices de cualquier especie a el compost, este tendrá una mayor cantidad de humus, que es lo que pasa cuando estos animalitos descomponen el material orgánico.

Lo cierto es que la salud de tus plantas y el cuidado que se debe darle no es tan compleja, si pones un poco de amor al mantenimiento de estos seres que decoran tú hogar y forman parte de tú vida.