media

Plantas de temporada, una elección en cada estación

Como bien sabemos, las plantas son seres vivos que cumplen un ciclo de vida al igual que nosotros lo hacemos. Sin embargo, cada una de ellas tiene características especiales y se desarrolla en tiempos diferentes, lo cual tiene lugar a partir de su hábitat natural, en donde desarrollaron habilidades para unas temperaturas y el nivel de humedad específico.

Existen tres tipos de plantas según su ciclo: las anuales, las bianuales y las perennes. Las plantas perennes son aquellas que viven por muchos años, mientras que las otras dos clasificaciones entran en aquellas que hablaremos aquí, las plantas de temporada.

Una planta de temporada es aquella que florece en una época específica del año. Muchas de estas son plantas de interiores y otras son plantas de exteriores, y algunas pueden estar en los dos espacios, lo importante es considerar cuando se presentan con su mayor esplendor.

Como ya dijimos, las plantas de temporadas comprenden dos tipos:

1- Plantas anuales: son esas que florecen una vez al año durante un tiempo determinado, para después requerir ser suplantada por otra para el próximo año.

2- Plantas bianuales: son aquellas que cumplen su ciclo durante dos años, es decir, que pasan un año en el proceso de crecer y otro en el proceso de dar frutos y flores.

En el caso de la jardinería, se utilizan en mayor cantidad las plantas anuales, debido a su maravilloso colorido, además de que sirven para cubrir espacios vacíos en casa o en los patios, y en los suelos en donde ya se ha plantado anteriormente. Económicamente hablando, las plantas de temporada son más económicas por su facilidad de plantación, además de que se encuentran en mayor volumen ya que suelen tener muchas semillas para garantizar su supervivencia.

Veamos a continuación algunas plantas que pertenecen a cada estación:

Primavera: en esta estación nacen aquellas que fueron plantadas a principios del invierno. Tiene un gran colorido y brillo, además de que suelen poseer un fuerte aroma que envuelve cualquier espacio. Algunas de las flores de esta estación más reconocidas son la aguileña, el jacinto, la petunia, la begonia, la anémona, el lirio, la amapola, la prímula, la gazania y la hortensia.

Verano: Las plantas de verano suelen aparecer a principios de julio y deben ser plantadas comenzando la primavera o antes en el caso de aquellas especies que necesiten más tiempo para crecer. Entre las flores más llamativas de esta época encontramos la uña de gato, la amapola, el girasol, la lobelia y los geranios.

Otoño: en esta época el clima comienza a descender, con lo cual disminuye la cantidad de plantas que suelen florecer, pero igualmente conseguimos varias que llenan de color esta época, entre las que están la prímula, los claveles, las dalias, los rosales, el tulipanero, el crisantemo, los pensamientos y el alhelí.

Invierno: esta época de frío varía según la ubicación del mundo, siendo mucho más acentuada en unos lugares que en otros, por lo que la resistencia al frío dependerá de la especie que se tenga. Entre las plantas más reconocidas que sobreviven en este tipo de clima están los pensamientos, la prímula, los narcisos, las hortensias, el jazmín y el geranio.

Como se pudo observar, algunas plantas tienen capacidad de florecer en varias estaciones, solo debemos estar pendientes del momento en que lo hagan y esa será su fecha al año siguiente. Lo más recomendable es hacer un buen estudio sobre cada especie para que tu jardín siempre permanezca adornado y colorido.