media

Mantenimiento y Cuidado de las Begonias

El ambiente agradable que las plantas dan a tu hogar, es incluso mejor que cualquier escultura que puedes comprar. Llenar de buenas vibraciones, un ambiente agradable y mejorar la decoración, es posible si decides darle color y aromas agradables a través de unas lindas flores

Puede probar con unas begonias, una flor que te dará un tirón de energía y vitalidad. Procedentes de regiones tropicales estas plantas coloridas y muy llamativas, han sido protagonistas de centros de mesa, canastos con flores e incluso decoración de interiores y exteriores.

Con aproximadamente 1.500 especies conocidas, y muy fácil de cultivar, la hace una planta favorita de jardineros y floristerías.

Conoce a la Begonia

Conocer las plantas que tenemos en casa, hace mucho más fácil que tengamos cuidado a la hora de mantenerlas bellas y radiantes, aquí unos cuantos datos de las Begonias:

1. Florecen a principios de verano, y termina su ciclo con el invierno.

2. 150 especies de las 1.500 existentes, son las de uso habitual en la jardinería.

3. Se clasifican en 3 clases según sus raíces: Begonias rizomatosas, begonias Tuberosas, y begonias fasciculadas.

4. Según sus clases se siembran a partir de semillas o a partir de tubérculos.

5. Principalmente son plantas de interior y no deben ser expuestas al sol directamente.

6. Necesitan una temperatura fresca de aproximadamente 20 grados centígrados.

7. El mejor sitio para las begonias es en una ventana, donde recibe aire fresco, iluminación, pero no el sol de manera directa.

Mantenimientos y cuidados requeridos

Las begonias son plantas que no son exigentes y te brindaran el deleite a la vista con sus increíbles flores y vistosos colores, durante varias semanas. Es importante para mantener una vida saludable de las begonias tener algunos cuidados fundamentales tales como:

El riego debe ser constante ya que requieren un mínimo de humedad. Puedes regarla varias veces a la semana.

Una vez al mes puedes usar abono o compost para mantener la tierra donde habita, con suficientes propiedades y nutrientes para la planta.

Cuando las flores empiecen a ponerse marrones, o se marchiten del todo es momento de podar la planta. La poda incentiva que la planta de nacimiento a nuevas flores.

Cuando ya no esté en su temporada de floración se poda la planta, de manera que los bulbos pueden absorber nutrientes para estar saludables hacia la próxima floración.

Si tus begonias son de exterior, debes explorar la planta de vez en cuando. La exploración te permite eliminar cualquier plaga que ataque la planta debido al exceso de humedad, tal como babosas y caracoles.

Puedes evitar las plagas colocando cáscaras de huevo alrededor de la planta, esto además aportara vitaminas a tus begonias.

Para las begonias que habitan dentro de tu hogar, se puede esparcir sobre ella alcohol en spray, esto alejará las arañas, cochinillas y escarabajos.

Recuerda cuidar la begonia de las bajas temperaturas, ya que no toleran el frio en estaciones de heladas.

La plantación de begonias se hace especialmente al pasar el invierno, lo que garantiza una floración entre primavera y verano. Son plantas muy llamativas, de adquisición fácil y mantenimientos y cuidados que no requieren de expertos. Esta planta le dará a tu hogar una decoración exquisita, y un ambiente agradable para disfrutar un buen libro o un exquisito café junto a ella.