media

Granado, un fruto fundamental en el arte culinario

El granado es un árbol frutal perteneciente a la familia  de las puniceas, llamadas Lythraceae o Punica granatum. Esta planta, se caracteriza por  tener tronco liso, es de corteza gris, ramas delgadas, hojas ovaladas y frutas color grana, también tiene una baya de gran tamaño. El Granado es considerado un árbol ornamental, utilizado en varias ciudades para decorar aceras o parques.

Es originaria de la península de los Balcanes hasta el Himalaya, es procedente del norte de África y de Asia occidental. Desde hace muchos años se encuentra en el Mediterráneo, en el sur de Europa. Es un árbol que existe desde el año 300 A.C. Plinio se refirió a este, como uno de los árboles más valiosos. 

Actualmente, lo puedes ver en el Mediterráneo, Sudamérica y Sur de Estados Unidos. En la Púnica sólo hay dos especies: Púnica protopúnica de la isla de Socotra y Púnica granatum del mediterráneo y suroeste de Asia.

El granado es un fruto seco que tiene una cubierta coriácea, que va desde colores amarillos a la gama de los colores rojos. Está formada por el pericarpio con paredes del receptáculo y tiene muchas semillas carnosas, cada una de ellas rodeada por una pulpa muy jugosa, translúcida y roja o rosada. 

El granado aparece desde mayo hasta agosto.  Es una flor, de tres a cuatro centímetros. Que se puede sembrar en todo tipo de terrenos. Sus flores son grandes y vistosas, de color rojizo. Es una planta exigente durante el verano, porque necesita un riego constante. En cambio, en invierno, cuando esta sin hojas, puede resistir hasta los quince grados bajo cero. 

Su proceso de siembra, se realiza como con todas las plantas. Se labra el terreno, se poda, se riega y se cosecha normalmente.

De ella se usan las hojas, las flores del granado y la corteza. Se debe recolectar la corteza del tallo o de la raíz de la planta cultivada.

La corteza de la raíz y del tronco presenta toxicidad por su fuerte presencia de alcaloides. Hay que tener mucho cuidado al procesar las partes de la planta para ingerirla. Pues, puede causarte efectos secundarios como: náuseas, vómitos, vértigo y problemas en la visión. 

Simbólicamente, es importante. Aparece como un símbolo, en decoraciones religiosas cristianas y se come en numerosas celebraciones griegas.

Según manifiestan, el granado, simboliza poder porque cuando se abre tiene forma de corona. Por eso, los egipcios eran enterrados con coronas de granadas que les simbolizaba las representaciones hebreas de sus reyes.

Terapéuticamente, se usa la corteza como un tratamiento para purgarse. Es fuerte y puede ser traumático, puede causar náuseas y vómitos. Por lo que, se recomienda un ayuno  estricto con purgantes y enemas.

Es activo en taninos y alcaloides. Farmacológicamente, funciona como antihelmíntico.

Se utiliza también como antidiarreico y antihemorrágico. Antes, era muy común, usar el granado para calmar la fiebre en procesos gripales y contra la amigdalitis inflamatoria. 

Gastronómicamente, es usado para la preparación de postres. Es una de las frutas preferidas del otoño. Le da un toque elegante a la ensalada de frutas. 

Con los granos de granada, puedes usarlos para la preparación de  confituras y mermeladas.

El granado se combina con frutos secos como: piñones, pipas de girasol y el tofu. También, puede dar un toque de color y sabor agradable en carnes y pescados.

En países de Oriente, como en Siria y Líbano, los granos de la granada se utilizan tradicionalmente, para rellenar aves y para elaborar salsas. 

En la India, los granos de la granada, sirven para preparar chutneys o se disecan para utilizarlos como condimento.

El jugo de la granada, conocido como  la granadina, es muy popular en zonas del  África como en los Países del Medio Oriente. La granadina, es utilizada como  ingrediente principal en la elaboración de cócteles.

Para la realización de infusiones o decocciones, sugerimos la siguiente receta:

Para las decocciones, hay que preparar ciento veinte gramos  de corteza en quinientos mililitros de agua. Y tomar quince mililitros al día.

 Y para las infusiones, le echas dos cucharaditas de la corteza de granado disecada (que vine junto con las hojas del granado secas), en una taza de agua hirviendo. Lo dejas reposar 15 minutos y lo tomas. Te ayudara.