media

La hierba de Santiago la planta de los peregrinos

Es una planta familia Senecia Jacobaea, familia Compositae. Esta planta se caracteriza por tener un tallo ramificado, de color marrón rojizo. Su flor es de color amarillo, sus hojas son alternas, su fruto es redondeado. Crece en caminos, terrenos baldíos, vías férreas, patios, praderas, puertos. Florece entre Julio y Septiembre.

Es originaria del norte de Finlandia, en donde crece de forma silvestre. Religiosamente, se le coloco el nombre de hierba de Santiago por el apóstol Santiago. Por ende, no florece antes del día del apóstol de Santiago. Se propaga con sus semillas, que llegaron en veleros a Finlandia, y aun crece en los golfos de Finlandia y Bostnia. En ocasiones, crece al Norte de la frontera de Laponia y Suomussatmi, hacia el este.

Es una planta que tiene funciones medicinales, te ayuda a aliviar dolores del estómago, es un purgante intestinal, y detiene las hemorragias. Suele ser una hierba venenosa, por lo que siempre que consumas esta planta en cualquier presentación, asegúrate de preguntarle a tu médico de confianza.

Se caracteriza por ser una planta de flores abundantes y muy bonitas, por lo que se le considera planta ornamental. Lo que puede dar una buena imagen a tu jardín o espacios exteriores.

La hierba de Santiago, es una planta que se caracteriza por  atraer mariposas, y otros insectos para alimentar su néctar. De ella, se comen las semillas vellosas.

Es una planta que se da en zonas del norte de la península Ibérica, su raíz es poca profunda. Sus flores son recolectadas, y luego se dejan secar en la sombra. Cuando se desmenuzan en bolsitas para los tés, debe estar en un espacio preservado  donde se conserve su humedad.

Funciona como regulador menstrual y es un buen emenagogo. También, es sedante, hemostático y vulnerario, lo que funciona para la cicatrización de heridas.

Tiene un sabor acre, amargo y astringente.

Entre sus contenidos vitamínicos, se puede decir que su raíz contiene nemogeninas A, B, C y D.

Es una planta, muy usada por instituciones  y por peregrinos, que a través de ella intentan sanar sus dolencias, caminando.

Por el camino de Santiago, conocido como Santiago de Compostela, los peregrinos y caminantes usan la hierba internamente, a través de infusiones. Pues, así calman los problemas circulatorios. Por lo que es, venotonica, emenagoga, hipoglucemiante y antiparasitaria. La usan internamente, también, para curar infecciones oculares. Es administrada a través de gotas para los ojos.

Externamente, se usa como un cataplasma por ser un antinflamatorio. De ella,  se usan las flores machacas, con aceite de oliva virgen y se deja macerar por tres semanas. El ungüento se aplica para sanar rozaduras, golpes, quemaduras, esguinces, moratones, picaduras, dermatitis, granos infectados y heridas infectadas. La usan mucho para quemaduras del sol.

Tienes que tener cuidado con la ingesta de este te. Porque es tóxico para el hígado. Esta contraindicada, en problemas hepáticos, embarazo y lactancia. Por ser muy toxico, es recomendable hacer tratamientos cortos o curas discontinuas. Se reconoce por el olor.

Es una planta muy toxica para el hígado. Por lo que no se debe suministrar vía interna. Funciona para estimular y calentar los músculos afectados por el reuma. De ella, se usan los brotes, hojas y flores de Santiago. 

Para su recolección, hay que tomar en cuenta que se hace durante la floración, que es desde principios de verano a principios de otoño.

Entre sus principios activos, están: el aceite esencial, rutina, un alcaloide y mucilago.

Farmacológicamente, funciona como rubefaciente. Puedes consumirla a través de infusiones.

Para realizar la medicina para tratamientos externos como llagas, heridas: debes tomar un puño de hojas de la hierba de Santiago que deben estar frescas. Tienes que colocarla en una gasa o tela y luego de lavar la llaga, debes aplicarla sujetándola con una venda o tela. Tiene que cambiarla tres veces al día.