media

Strelitzia Reginae: hermosa flor Ave de Paraíso

Esta encantadora planta, es conocidas también como flor de pájaro o pájaro de fuego. El Ave de Paraíso es originaria de las zonas tropicales del continente africano específicamente en Sudáfrica.

Fueron llevadas al continente europeo en el año 1773, en compañía de otras especies de la región sudafricana con la finalidad de agrandar la colección del Jardín Botánico de Kew, ubicado en las afueras de Londres. 

Estas plantas pertenecen a la familia botánica Strelitziaceae y son ampliamente utilizadas para el embellecimiento de espacios interiores y exteriores.

Descripción Botánica

Son plantas herbáceas, perennes y rizomatosas. Se agrupan en varios individuos cuando crece en forma silvestre. Las hojas son de tipo coriáceas, alternas y presentan un color verde azulado o glauco.

Sus peciolos son bastante largos y tienen la particularidad de presentar su nervio central bastante engrosado y con presencia de abundantes nervios secundarios ya que esta planta no tiene un tallo aéreo. 

Las inflorescencias se denominan botánicamente como cincino, las forma que presentan se asemeja a un pico de ave. Están conformadas por flores bastante irregulares con coloración azuladas y anaranjadas que se disponen encima de una bráctea de color rojo y que tiene forma de quilla.

Usos de la planta

Su principal uso es el ornamental, comercialmente tiene un alto valor debido a la belleza exótica e inusual de sus flores lo que la hace muy llamativa. 

Se les emplea principalmente en regiones tropicales y con climas cálidos como flor cortada en arreglos florales, como planta de interior en macetas, y en paisajismos en parques, jardines botánicos o jardines. 

Esta planta tiene la particularidad de poder presentar floración varias veces en un mismo año. Las flores se encuentran en los tallos florales que sostienen un grupo comprendido entre cinco y ocho flores

Ecología de la planta

La Strelitzia es una planta originaria de zonas tropicales, en donde la mayoría del año las temperaturas son cálidas; sin embargo, tiene la capacidad de soportar temperaturas bajas de hasta cinco grados centígrados. 

Su máximo y mejor desarrollo se obtiene cuando la temperatura se ubica entre los dieciocho y treinta dos grados centígrados. Requiere de intensa iluminación, pero no es bueno ubicarlas expuestas directamente al sol. 

Cuando las condiciones de luz y de temperatura son las adecuadas esta planta tiene la tendencia a consumir mucha agua, mientras que cuando las temperaturas son más bajas el consumo de agua se disminuye drásticamente y se deben disminuir las prácticas de riego.

Cuidados de las plantas de Ave de Paraíso.

La Strelitzia reginae es una planta que es muy resistente a las fuertes ráfagas de viento, por este motivo representa una gran candidata para ocupar las zonas más desprotegidas del jardín. De igual forma es una planta considerada como muy rústica y poco exigente en cuanto a las características de sus suelos.

Multiplicación: la propagación en esta especie se realiza mediante dos vías: la sexual y la asexual. Cuando la propagación es por semillas las mismas deben dejarse en remojo en agua a temperatura ambiente por un periodo de 24 horas y se sembraran una vez estén todas las semillas completamente secas. 

Cuando la propagación es de manera asexual es mucho más rápido el proceso, el aspecto más importante a considerar es el de utilizar en el agua de riego algún agente estimulante del enraizamiento como canela molida, aloe vera o extracto de la corteza de tallo del árbol de sauco a temperatura ambiente. 

Se recomienda hacerlo a inicios de la primavera y de forma manual, en el caso de utilizar herramientas estas deben estar debidamente desinfectadas con alcohol o con un limón.

Suelo: estas plantas se desarrollan bien en la mayoría de los tipos de suelos, pero los suelos idóneos para un óptimo desarrollo son los suelos francos, con buen drenaje, con abundante presencia de materia orgánica y moderadamente alcalinos.

Riego: el Ave el Paraíso, tiene la particularidad de presentar altas demandas de agua, principalmente en la estación veraniega, razón por la cual se sugiere que se riegue con un intervalo de descanso de un día y, ya para el resto del año, puede aplicarse el agua de riego a nuestras plantas dos o tres veces por semana.

Abono: esta especie puede desarrollar floración varias veces en el mismo año, por este motivo se recomienda utilizar una fórmula compuesta, es decir que tenga nitrógeno, potasio y fosforo y además que esta sea de lenta liberación.

Cuando se cultivan las Aves de Paraíso en macetas en los espacios interiores, se sugiere aplicar un abono líquido soluble en agua, por ejemplo, humus líquido de lombriz roja californiana cada quince días. 

Eliminación de malas hierbas: este es otro aspecto importante a considerar en todos los cultivos que nos dispongamos a establecer en el caso de las plantas ornamentales, se recomienda que se haga de forma manual. Recuerda utilizar unos guantes de latex para tu seguridad. 

Plagas y enfermedades

Las plantas de Ave de Paraíso se ven atacadas por varias plagas y enfermedades, entre las cuales destacan los ataques de araña roja. Esta plaga no se presenta con mucha frecuencia, sin embargo, se han reportado ataques sobre todo cuando las temperaturas son altas.

En estos periodos de tiempo las arañas rojas se localizan sobre el envés de las hojas, de igual manera se ha reportado en las Strelitzia ataques de trips y del gusano taladrador de raíces y cuello. 

Sin embargo, el peligro más grande que corren las plantas de esta especie son los nematodos del suelo principalmente las especies: Heterodera marioni y Heterodera radicícola.